Compartir

 

El caso de un hombre asesinado a golpes por un elemento de la Policía Municipal de Motul podría estar siendo encubierto por la Fiscalía General del Estado (FGE), anticipó este martes la familia del fallecido.

La esposa del joven Daniel Hernández, quien murió la madrugada de ayer con la cabeza destrozada, dio a conocer hoy que el dictamen de la necropsia sería muerte por broncoaspiración.

Testigos del crimen relataron que el hombre fue asesinado de manera sanguinaria; algunos dijeron que lo mataron con un tubo o metal pesado, mientras otros que lo golpearon contra la banqueta hasta destrozarle la cabeza.

Mientras las autoridades municipales trataban de ocultar el homicidio, la Policía Estatal armó un operativo y esa misma noche detuvo a dos hermanos acusados de matar al sujeto sobre la calle 36 por 29 y 31 del centro de Motul.

Uno de los presuntos asesinos es un elemento de la Policía Municipal, pero hoy trascendió que no fueron sólo dos los implicados, sino toda la familia del oficial.

Al parecer ya se tenían viejas rencillas y por eso se metió la mamá, el papá y cuatro hermanos más a golpearlo, siendo un total de ocho personas contra uno.

Los homicidas no se tentaron cuando la víctima suplicaba por su vida, dijeron testigos, pues supuestamente también lo mandaron a «callar» del Ayuntamiento.

Algunas personas dijeron observar que al joven le aplicaron en el suelo una técnica de sumisión policiaca, apoyando la rodilla y todo el peso sobre la garganta y tórax del occiso.

Este martes la señora María Elena Chalé, esposa del difunto y originaria de Motul, pidió ayuda a la sociedad para que el crimen no quede impune, luego de enterarse de manera extrajudicial que al parecer en el dictamen de la necropsia se asentará muerte por broncoaspiración.

También llamó a los testigos a dar su testimonio ante la FGE, para poder ampliar la carpeta y ofrecer pruebas que demuestren la forma cruel en la que mataron a su marido.

El día lunes en la madrugada privaron de la vida de la forma más cruel e injusta a mi esposo Daniel Hernández, más bien conocido por «Chicharo», dejando sin padre a una niña de 5 años.
Solicitó de su total apoyo para que atestiguen aquellas personas que presenciaron tal acto, para poder hacer justicia y encontrar pruebas contundentes que demuestren lo contrario, debido a que me enteré de manera extrajudicial que en el protocolo de necropsia va a traer como conclusión que la causa de la muerte de mi esposo fue broncoaspiración, cuando mi esposo no broncoaspiro, lo estropearon y lo mataron a golpes dos personas.