Compartir

Un sujeto bajo los influjos del alcohol terminó en la cárcel de Kanasín luego de trepar su automóvil a un camellón en la colonia Francisco Villa.
Todo ocurrió porque el guiador de un auto Mazda de color blanco iba circulando sobre la avenida 55 de dicha colonia.
Pero como el conductor se encontraba en estado de ebriedad, al llegar entre las calles 2 y 16 perdió el control de la unidad y subió al camellón, donde se detuvo.
El “accidente” ocurrió alrededor de las 11 de la noche, según dijeron a PRESIDIO los vecinos y empleados de los diferentes comercios que están en la avenida.
Al escuchar el ruido y ver el percance, ellos dieron aviso a la Policía Municipal de Kanasín.
Los agentes al llegar al sitio detuvieron a su tripulante y lo subieron a la patrulla, para luego trasladarlo a la cárcel municipal.
Peritos de la misma corporación policíaca se encargaron de tomar conocimiento del hecho de tránsito.

Comments are closed.