Compartir

 

Un hombre fue hallado en estado de descomposición luego de pelear con su esposa por el consumo de las drogas, este lunes en el municipio de Tizimín.

Apareció a los dos días de haberse quitado la vida, cuando vecinos sintieron el olor a cadáver y dieron aviso a las autoridades.

Fue encontrado en el interior de un predio de la calle 51 por 82 y 84 del centro, cerca de la casa de los ancianos “Los Tres Reyes”.

Vecinos dieron aviso a las 11:00 de la mañana tras sentir un fétido olor que salía de la vivienda. Cuando la Policía Estatal llegó, la pareja del fallecido ya se encontraba en el predio esperando para entrar.

Los oficiales se entrevistaron con ella, la señora Leonor C. Balam, de 41 años de edad, quien explicó que el sábado discutió con su esposo sobre sus vicios y adicciones.

El hombre salió de su casa alrededor de las 5:00 de la mañana, y por los próximos dos días su pareja no supo nada de él. Se enteró hoy, cuando un amigo en común le contó que al pasar por casa de su hermano sintió un desagradable olor a podrido.

En compañía de la policía, la mujer entró y  encontró el cuerpo suspendido de José C. Méndez O., de 43 años de edad, en avanzado estado de descomposición. Era consumidor de sustancias nocivas, lo que por mucho tiempo le causó problemas con su esposa.

El lugar fue acordonado por los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, a la espera del personal del Instituto de Ciencias Foreses para los fines correspondientes.