Compartir


 (Imagen ilustrativa)

 

Con todo lo que da su espíritu navideño, el juez de control Rómulo Antonio Bonilla Castañeda puso en libertad a una mujer que entró a la tienda Sears del centro comercial Altabrisa para robar unas camisas de caballero que pretendía regalar en Nochebuena.

Por eso, Bonilla Castañeda le otorgó un regalo navideño a la señora Karla R., dedicada al oficio de “paquera”, al no considerar grave el delito de robo calificado y ofreciéndole medidas cautelares diversas a la prisión.

La mujer no podrá acercarse a ninguna tienda Sears por todo el tiempo que dure el proceso, además tendrá que acudir a firmar periódicamente ante el Centro Estatal de Medidas Cautelares; no salir del Estado sin autorización y someterse a vigilancia.

Incluso se aprovechó la misma audiencia para vincularla a proceso y establecer en dos meses el cierre de investigación complementaria.

La muner fue denunciada por el representante legal de la tienda departamenta, el pasado 23 de diciembre.

En vísperas de la Nochebuena, aproximadamente a las 18 horas, la fémina ingresó al Sears ubicado en calle 7 Avenida República de Corea entre calle 24 del fraccionamiento Altabrisa.

Se dedicó a recorrer los pasillos del establecimiento y metió entre sus ropas unas camisas de caballero de diferentes marcas y se dirigió a la salida, sin pasar a las cajas a pagarlas o pedir un crédito.

Fue detectada por medio del sistema de vigilancia del comercio, cuyos elementos de seguridad le dieron alcance en la salida y pidieron que devuelva la mercancía que se había robado.

Después la entregaron a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública para su puesta a disposición de las autoridades correspondientes, un representante legal de la empresa interpuso una denucia en contra de la mujer, pero el juez Rómulo Bonilla decidió dejarla en liberta antes de Navidad.