Compartir

La joven que fue hallada esta mañana en un lote baldío de la colonia El Renacimiento de Mérida fue llevada al sitio a bordo de un automóvil gris, según las primeras investigaciones.

Presuntamente fue abusada sexualmente y golpeada en el rostro durante el forcejeo con su agresor, que posteriormente la abandonó en el sitio.

De este hecho informamos en vivo por la mañana (https://fb.watch/cY2iEdZfpR/), cuando vecinos del rumbo encontraron a mujer que estaba golpeada y tirada en un lote baldío de dicha colonia al sur de la ciudad.

La mujer de unos 20 años de edad al parecer se encontraba en estado de ebriedad cuando fue agredida, pues horas antes estuvo un bar del centro de la ciudad.

Una fotografía obtenida por PRESIDIO muestra que la joven no estaba desnuda, ni amarrada de las manos, como inicialmente trascendió, sino que tenía un vestido corto de color negro con grandes franjas blancas en los costados.

Asimismo calzaba zapatillas deportivas del mismo color. Sin embargo, estaba despojada de su ropa interior.

Sus características físicas eran de estatura baja, morena clara, cabello castaño y con un tatuaje en la muñeca.

Fue un jovencito que pasó por dicha calle solitaria, que colinda con la calle 171 de El Renacimiento, a espaldas de la calle 169 por 66 y 68 de San José Tecoh II y detrás del Hospital Materno Infantil, que se percató de la joven en el suelo.

De inmediato los vecinos dieron aviso a las autoridades, reportando que estaba “el cuerpo de una muchacha muerta y desnuda”.

Tras verificar el hecho, que se “viralizó” rápidamente por las redes sociales, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) emitió un comunicado para señalar que la joven estaba acostada en ese terreno y que, al llegar los paramédicos de la misma corporación, observaron que en realidad estaba dormida, pero la trasladaron a un hospital.

Informaron los socorristas que no presentaba lesiones que pusieran en riesgo su vida, aunque sí algunas excoriaciones en la cara.

Al lugar arribaron agentes de la Policía Estatal de Investigación (PEI) y peritos de la Fiscalía General del Estado para recabar indicios, que incluyó vídeos de predios cercanos.

La SSP dijo que mantendría en reserva las declaraciones hechas por la joven, pero PRESIDIO pudo averiguar sobre los lugares y las personas con las que la muchacha estuvo antes de aparecer ahí.

Un trabajo de campo permitió saber que la muchacha fue llevada al sitio por un auto compacto de color gris plata o metálico, conducido por alguien hasta ahora  desconocido.

El automóvil llegó al baldío alrededor de las 2:40 de la madrugada y se retiró 40 minutos después. Por sus características, al parecer se trata de un KIA modelo Río.

Según las investigaciones realizadas por PRESIDIO, la joven horas antes departía con su esposo en un bar, al parecer “La Mentecata” que se encuentra en Santa Lucía.

Sin embargo, al salir tuvieron una discusión, de modo que cada quien decidió irse por su lado.

La joven mujer abordó el vehículo, se desconoce por el momento si fue subida a la fuerza o por su propia voluntad, y se alejó mientras el conductor daba varias vueltas por el centro, hasta llegar a la zona sur de la ciudad.

Una versión no confirmada dice que la joven subió a un auto de plataforma, pero no se tiene registro de que haya pedido auxilio mientras era supuestamente secuestrada, pues también existe la posibilidad de que el conductor sea alguien a quien conoció en el mismo bar.

El baldío donde fue hallada se encuentra abandonado, sin iluminación, y existía un proyecto de construcción de casas que nunca se realizó. Por eso el terreno está nivelado con maquinaria y tiene una calle pavimentada en forma rudimentaria, sobre cuya superficie estaba acostada la muchacha.

Una información que no se pudo verificar es que es vecina de la colonia Vicente Solís, pero es un hecho que no es habitante de la zona sur de Mérida donde fue encontrada.

La investigación realizada por PRESIDIO también pudo corroborar que sólo hay dos vías de acceso: por la avenida 86 y la calle 70 que pasa por el Hospital Corea-México.

Por eso se piensa que el agresor puede ser un habitante de la zona que conoce bien, ya que para los vecinos ese lugar está “escondido” y que los dos únicos accesos “son entraditas que están guardadas”.

Se descarta que la joven haya llegado a ese sitio por su propio pie, porque la avenida más cercana está a unos 800 metros y cada vez se hace más lóbrego el camino.

El lugar está convertido en un basurero y la zona aledaña se observa abandonada, con lámparas quemadas, según el reporte de vecinos entrevistados.

Recordaron que hace años y medio, aproximadamente, allá también fue encontrado el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino. Y que aunque la Policía dijo que falleció por un infarto, en realidad se supo que fue un joven de la zona que fue asesinado y su cuerpo arrojado ahí.

Los mismos vecinos aprovecharon para manifestar su inconformidad por la inseguridad que se refleja en robos, asaltos y personas apuñaladas.

Cerca de ahí ayer una muchacha casi es degollada por otra mujer en una riña ocurrida en la colonia San Antonio Xluch y lo cual también hoy era investigado por la PEI.

Y apenas el domingo, recordaron, hubo un hecho sangriento en San José Tecoh con un joven herido de gravedad con arma blanca, de lo cual también informamos.