Compartir

 

Un vídeo expuesto durante la audiencia inicial por la muerte de un poblador en el municipio de Motul confirmó que al menos cuatro personas participaron en el homicidio, sin que dos de ellos hayan sido presentados ante la justicia.

Los hermanos Gerardo Daniel y Gerardo Rubén B. F., el primero paramédico de la Dirección de Seguridad Pública y Vialidad de Motul, fueron imputados ayer por el delito de homicidio calificado.

Ambos acusados de causarle la muerte a golpes al policía Oscar Daniel Hernández (a) “Chicharito”, quien oficialmente falleció por broncoaspiración y no por la sanguinaria golpiza que le propinaron, se reservaron el derecho a declarar ya que todo lo que digan podría ser usado en su contra.

Además salió relucir la existencia de un vídeo en el que se observa a dos hermanos de la misma familia participar en el crimen, y sobre los cuales no se ha ejercido acción penal.

La juez de control Elsy del Carmen Villanueva Segura accedió a decretar como legal la detención de los primeros acusados, los imputó y les impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa por todo el tiempo que dure el proceso.

El 13 de junio cerca de la 1:20 de la madrugada, sobre la calle 36 por 29 y 31 del centro de Motul, el ahora occiso tuvo un pleito en el interior de una cantina con  el paramédico, al aventajó en la pelea.

Cuando los demás hermanos se enteraron, fueron en busca del policía y entre todos lo atacaron en una calle que no tiene alumbrado público, pero fueron vistos por testigos y registrados por cámaras de vigilancia.

Entre cuatro lograron derribarlo y en el suelo continuaron golpeándolo de forma sanguinaria. Por su superioridad numérica los agresores no corrían riesgo de morir o ser heridos, pero no pararon hasta causarle a la víctima múltiples lesiones en la cara y cabeza.

Después, oficialmente, y como consecuencia de los hechos, Daniel Hernández falleció por broncoaspiración; es decir, murió ahogado con su vómito y sangre y no por los golpes.

El oficial Oscar Daniel Hernández también era parte de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), pero sobre su lamentable muerte no se han pronunciado las autoridades municipales encabezadas por el alcalde Roger Aguilar Arroyo (a) El Zorro.