Compartir

Ajustes de cuentas entre “tiradores” de droga dejaron varios acuchillados ayer en el fraccionamiento Piedra de Agua, perteneciente a Umán.

Los sangrientos hechos ocurrieron en dos diferentes edificios de condominios, a donde llegaron sujetos en motocicletas con intención de degollar a sus rivales.

Este fraccionamiento conurbado a Mérida se ha vuelto guarida de delincuentes de alto impacto, con el aparente conocimiento de la Policía Estatal, y se han vuelto cada vez más frecuentes los hechos de sangre entre vendedores de droga

A finales de octubre del año pasado en esta zona habitacional fue ejecutado y descuartizado un joven, que fue hallado en bolsas de basura, por presunto ajuste de cuentas tras otra ejecución con el tiro de gracia en la aledaña colonia El Roble IV (https://presidiomx.com/ejecutado-con-tiro-de-gracia-en-el-sur-de-merida/).

Al día siguiente del hallazgo del descuartizado, la Policía Estatal realizó cateos y arrestos en unos condominios, lo cual reportamos en vivo: https://www.facebook.com/PresidioOnline/videos/391920778599964

En todos los hechos están involucradas personas de origen centroamericano, algunos de ellos supuestamente miembros de los Maras Salvatrucha, según la información obtenida.

En los hechos ocurridos ayer en Piedra de Agua, se averiguó que unos cuatro sujetos llegaron a bordo de dos motocicletas a un condominio de la calle 36-A por 41-A, frente al “Super Willys”, alrededor de las cuatro de la tarde.

Allá atacaron a una pareja de personas abundantemente tatuadas, a las cuales acuchillaron.

Posteriormente los sicarios en motocicleta se trasladaron a la calle 36 por 39-A del mismo fraccionamiento, donde ingresaron a unos departamentos de color verde.

En el número 101 del primer nivel rompieron la cerradura con golpes y sorprendieron a dos sujetos que habitan el lugar, los cuales se encontraban descansando pero se lograron defender.

Las víctimas sacaron sus armas blancas con las cuales lanzaron tajos a sus atacantes y, entre forcejeos, salpicaron de sangre el departamento.

La Policía Estatal, alertada de lo ocurrido en el primer sitio, efectuó un rápido operativo y detuvo en el segundo condominio a tres personas, dos de ellas los ocupantes agredidos.

Las restantes tres personas lograron huir antes de la llegada de la Policía, aunque también heridos.

Al sitio llegaron ambulancias de la Secretaría de Seguridad (SSP) cuyos paramédicos atendieron de sus lesiones a tres sujetos, los cuales presentaban heridas en las manos, espalda y cuello.

Cinco personas en total fueron detenidas y algunas trasladadas al hospital debido a las cuchilladas que los dejaron bañados en sangre

Los elementos de la SSP efectuaron un operativo en la zona para localizar a los atacantes, sin que se tenga conocimiento de sus resultados.

Del caso no se informó en forma oficial y se desconoció lo ocurrido, como si no hubiese existido el ajuste de cuentas entre dichas personas que fueron identificadas como “tiradores” de droga.

Al parecer tampoco se abrió una carpeta de investigación por estos hechos, como es debido, pues los agentes de la Policía Estatal no colocaron cordones de seguridad en los predios y tampoco llegó personal de la Fiscalía General del Estado para procesar el lugar de los hechos.