Compartir

El hallazgo de un joven inconsciente, con un desarmador incrustado en el pecho, generó amplia movilización policial anoche en la Villa de Espita.

El reporte de una persona apuñalada en dicha comisaría de Tizimín, generó dudas a las autoridades ya que los vecinos aseguraban no haber escuchado ruidos ni riñas afuera de sus casas.

Agentes de la Policía Municipal llegaron a la calle 27 por 30 y encontraron al joven Miguel A. Ciau C, de unos 24 años de edad, tirado sobre la banqueta.

Los oficiales se alertaron al observar que tenía un desarmador clavado en el pecho, por lo que solicitaron una ambulancia del municipio.

La corporación informó que no contaba con personal para atender la situación y negó la unidad, por lo que se tuvo que esperar el arribo de una de la Secretaría de Seguridad Pública, con numeral Y-21.

En el lugar donde fue hallada la víctima comenzaron las averiguaciones entre los vecinos, que negaban haber escuchado alguna situación alarmante.

Una versión apunta a la pareja del joven como la posible agresora, que le habría clavado el desarmador por un pleito personal.

Sin embargo agentes de la Policía Estatal de Investigación llegaron para indagar entorno al caso, mientras el herido era llevado al Hospital General San Carlos, en Tizimín.