Compartir

Una vecina de Progreso fue atacada por su yerno, que estaba acompañado de dos amigos, y le causó lesiones en diversas partes del cuerpo.

El hecho ocurrió ayer por la tarde y derivó en la detención de las tres personas señaladas, una de las cuales fue encontrada en posesión de narcóticos.

Luego de que ayer publicamos un vídeo donde elementos policiales irrumpieron en un predio de Chicxulub Puerto (https://fb.watch/9rMKi8RtQh/), PRESIDIO averiguó más sobre lo ocurrido.

En la comisaría progreseña se recabaron las versiones sobre el allanamiento de la vivienda ubicada en la calle 2-A por 19 y 21. El resultado fue que la propietaria del terreno fue agredida y autorizó el ingreso de los agentes.

Según los datos, la señora Cecilia Ramírez Chan pidió el auxilio de la Policía Municipal porque le estaban dando una “arrastrada” en la calle por su yerno identificado como Adrián Antonio Coral Rizo.

El joven, quien está casado con su hija, la golpeaba en la vía pública con la ayuda de dos sujetos más. Incluso fue bajada de su motocicleta, la cual se quedó tirada en la calle.

Debido a que ayer hubo elección de comisarios y la Policía Municipal de Progreso estaba activada y alerta en la calle, los elementos llegaron pronto al sitio del reporte.

Los agresores corrieron a resguardarse en la vivienda y la denunciante autorizó el ingreso de los policías como la legítima propietaria del predio, pues sólo le había dado permiso a su hija para vivir el terreno con su pareja.

La señora presentaba escoriaciones en un brazo y golpes en el cuerpo debido a que la “estropearon”, según dijo.

En el interior del predio los uniformados detuvieron a los dos amigos de Coral Rizo, pues la hija de la propietaria impidió que se llevaran a su esposo, el cual es mencionado en el rumbo como “tirador” de droga.

Al preguntar en la Policía Municipal sobre lo ocurrido, su director Emilio Caamal Gutiérrez, confirmó a PRESIDIO esta versión e indicó que los agentes retornaron al predio luego de que uno de los detenidos confesó la actividad ilícita que realizan.

El presunto “tirador” había salido de la casa donde se escondió luego de agredir a su suegra y caminaba en la calle con marihuana lista para su venta.

Cuando el sujeto vio que se aproximaba de nueva cuenta la Policía intentó huir, pero fue arrestado por los elementos, que lo encontraron en posesión de varias bolsitas con el enervante.

La Policía Municipal indicó en un comunicado que Adrián Coral momentos antes había ofrecido sustancias prohibidas a un transeúnte, de modo que se logró su detención y le fueron aseguradas 29 bolsitas transparentes que en su interior contenían hierba seca con las características propias del cannabis.

El detenido fue puesto a disposición de la autoridad competente para las diligencias pertinentes.