Compartir

Agentes femeniles que denunciaron las prácticas de acoso sexual que viven diariamente en su centro laboral fueron amenazadas por el comandante Sergio Paredes Guerra “Pegaso” con ser demandadas por la vía legal.
Al mando policial no le gustó que exhibieran lo que acontece al interior del Sector Poniente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), luego de que mujeres policías lanzaran un llamado de auxilio a autoridades superiores ante la violencia de género que ejercen contra ellas.
PRESIDIO publicó el martes pasado la situación que vive todos los días el personal femenil de la SSP, lo cual perciben como un “terrorismo sexual” por parte de sus superiores inmediatos, que las presionan para llegar a la cama a cambio de laborar tranquilas y conservar su trabajo.
Mencionaron que un ejemplo de ello es la actuación del coordinador Paredes Guerra, quien las humilla y presiona de manera física y emocional para que accedan a acostarse con él.
Indignado, el jueves temprano “Pegaso” formó a los agentes antes de salir a las calles y les dijo que “antes, no se sabía nada afuera, sólo nosotros sabíamos lo que pasaba aquí”, según se escucha de sus propias palabras en un material audiovisual en poder de PRESIDIO.

“Los policías antiguos, lo que sucedía, sólo nosotros lo sabíamos, ¡sólo nosotros lo sabíamos!, nadie más”, exclamó.
A las mujeres policías que lo acusaron de manera pública y ante sus superiores, el comandante “Pegaso” les aseguró que se vengará de ellas mediante demandas.
“Ni yo quiero problemas, ni quiero que tengan problemas ustedes”, dijo a los agentes a su cargo.
Parece que no les interesa mantener su trabajo, aquí ganan buen dinero, pero qué bien cuando cobran, les reprochó el coordinador del Sector Poniente a sus elementos que reunió en los patios frontales de la Base Poniente.
“Hay gente nueva acá que ya va a cumplir un año (en alusión a las afectadas), que cuando reciben un billetote, dicen: ah, esto sí es quince”, continuó.
Al finalizar el encuentro con “Pegaso”, las mujeres afectadas –cuyas edades oscilan entre los 22 y 27 años- dijeron que lamentaban tener que hacerlo público, pero era la única manera de que se enteren “arriba”, luego de sus intentos infructuosos de denunciarlo de manera interna, como publicamos.
Agentes masculinos del mismo sector consultados por PRESIDIO coincidieron con sus compañeras y dijeron que cuando están en formación “Pegaso nos trata de pendejos, nos humilla, jamás nos ha dicho una sola palabra de aliento”.
Es ruin, déspota y hay un mal ambiente de trabajo, agregaron.
Por lo pronto, la responsable del Departamento de Asuntos Internos, Sulmy Sánchez Herrera, desde el miércoles pasado se ha dedicado a recabar firmas de agentes femeniles en un acta donde se establece que el comandante Paredes Guerra es una buena persona, que reciben un decoroso trato de él y que no tienen asunto qué reclamarle, según indicaron las mujeres.
Algunas se negaron a firmar el documento en dichos términos, pues no contiene las declaraciones que vertieron ante el órgano interno, donde exponían la situación que se vive en el Sector Poniente, como fue dado a conocer por PRESIDIO.
Dijeron que al acudir a la Base Poniente para recabar las firmas, Sánchez Herrera “se porta altanera, viene a gritarnos”, de modo que le recordaron que la investigación es contra “Pegaso”, no contra ellas.
Hasta el momento, dijeron, las entrevistas efectuadas por la licenciada para obtener testimonios favorables se basan principalmente en personal que goza de la confianza del comandante “Pegaso”.
El miércoles por la noche, alrededor de las 7, PRESIDIO acudió al cuartel del Sector Poniente, localizado en la calle 17-D por 34 del fraccionamiento Juan Pablo II, sección Cardenales, en momentos en que supuestamente se encontraba la licenciada Sánchez Herrera, para ofrecerle la oportunidad de conocer su versión.
Aunque en principio no se negó la presencia de la funcionaria en el lugar, luego el comandante encargado del cuartel, tras entrar y consultarlo, dijo que no estaba, “se retiró hace unas tres horas”.
Asimismo que no se podría atender el ofrecimiento de este medio y que la oficina de la licenciada está en el Complejo de Seguridad, donde se le puede localizar.
Cabe mencionar que a este medio no se le permite el acceso a dichas instalaciones en el Periférico en calidad de prensa, como publicamos en un vídeo en vivo el 23 de enero pasado, cuando un reportero que acudió a corroborar o desmentir un rumor fue amenazado con ser detenido cuando realizaba su labor afuera.
En la visita al cuartel el miércoles en la noche, la misma oportunidad de exponer su versión se ofreció al director del Sector Poniente, el comandante Mario Israel Prado, y al propio Paredes Guerra, quienes al parecer se encontraban en el lugar, según sus vehículos que se observaron en el patio trasero, pero también fue negado de manera amable por el encargado.
El representante de PRESIDIO dejó una tarjeta con los datos de contacto, pero hasta el momento, luego de tres días, no hubo comunicación.
Las mujeres policías externaron su deseo de volver a acudir ante la señora María Angélica Fernández de Saidén, la esposa del titular de la SSP, porque es la única que hasta el momento les ha demostrado su apoyo y compromiso con su causa como madres de familia.
Trascendió asimismo que el martes por la noche, el mismo día que fue dada a conocer de manera pública la situación de acoso que acontece al interior de la Policía Yucateca, hubo una reunión del titular de la SSP con todos los directores de los sectores.
A raíz de las publicaciones que han puesto a la corporación estatal en el ojo del huracán ante la opinión pública, el secretario de Seguridad Pública de Yucatán, Luis Felipe Saidén Ojeda, según se reveló, pidió en esa junta una mayor prudencia en su actuar, tanto de los mandos como de los agentes, así como un mayor compromiso con la ciudadanía, que cada vez está más atenta de sus acciones.
Se quiso saber la opinión de la secretaria general de Gobierno de Mauricio Vila, María Fritz Sierra, a través de su oficina de Comunicación, así como qué cartas se están tomando en estos casos de acoso sexual, pero la funcionaria se negó y optó por el silencio.
Y en la oficina de Comunicación de la SSP existe un bloqueo permanente contra PRESIDIO, que no recibe ninguna información o comunicación de la corporación estatal.

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline