Compartir

Un carnicero de un mercado del poniente de Mérida falleció cuando se disponía a iniciar sus labores esta mañana.
El hombre, de unos 70 años de edad, salió temprano de su casa para abrir su carnicería “La buena fe” en el centro de abasto de la colonia Mulsay.
Sin embargo, se desvaneció en el lugar y quedó tirado junto a su reja.
Un vecino que pasó por el sitio vio que el señor estaba tirado en el piso del mercado ubicado en la calle 67 por 102 de dicha colonia.
El vecino lo llamó, pero al no tener respuesta dio aviso a sus familiares.
De inmediato sus parientes fueron a verlo y, al ver que no respondía, llamaron al número 911.
Fueron enviados paramédicos de la de Secretaría de Seguridad Pública, que cuando llegaron, verificaron que ya había fallecido.
El lugar fue acordonado para que los elementos de la Fiscalía General del Estado hicieran su trabajo de investigación ante la muerte.
Al notar los agentes periciales que fue una muerte natural, sin indicios de homicidio y al parecer por infarto, se retiraron sin llevarse el cuerpo del difunto.
Fue una funeraria particular la que levantó el cadáver y se lo llevó para luego velarlo y darle sepultura.

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline