Compartir

Años y diferentes administraciones han pasado en la localidad de Peto sin que el mercado principal reciba mantenimiento por el municipio.

Las instalaciones se han deteriorando cada vez más con el paso de los años y, a opinión de los locatarios, se está convirtiendo en una “bomba de tiempo”.

Cada que comienzan las campañas electorales en el municipio de Peto, los candidatos no fallan en prometer mejoras en el mercado ubicado sobre la calle 30 entre 31 y 33 del centro del pueblo.

Es el principal centro de venta y abastecimiento de las familias locales, sin embargo no ha recibido ningún tipo de mantenimiento en varios años y las instalaciones son cada vez más insalubres.

Hay columnas que están desgastadas y algunas mesetas del área de carnes se encuentran en pésimas condiciones, señalaron vendedores y visitantes.

Entrevistados pidieron a las autoridades en turno tomar en cuenta que el mercado municipal ha caído en pésimas condiciones por falta de atención, por lo que exhortaron al edil para atender el problema.

La remodelación o construcción de un nuevo mercado ha sido la promesa de los candidatos en cada campaña electoral y el actual presidente municipal Edgar Calderón Sosa no se quedó atrás en los compromisos, sin embargo las administraciones han pasado y nadie ha atendido el problema.

Se le suma la presencia de perros callejeros dentro del recinto, generando no solo un mal aspecto para los visitantes locales y extranjeros, sino creando condiciones insalubres ya que la mayoría de los animales están enfermos de sarna.