Compartir

 

Policías y vecinos lograron coordinarse para limpiar las área verdes del fraccionamiento Las Fuentes, con la intención de sacar a todos los indigentes de la zona ante un incremento en los hechos delictivos.

Los asaltos y robos aumentaron considerablemente ante a la llega de personas en situación de calle, dijeron los residentes, que se esconden en lotes baldíos sin ser detectados.

Por ello se organizaron y el 12 de julio tuvieron una reunión con agentes del sector poniente de la Policía Estatal, a las 9:00 de la noche en uno de los andadores de Las Fuentes, donde brindaron información y se comprometieron a trabajar con los vecinos para reducir los hechos delictivos.

Horas antes de la junta, un hombre entró a una frutería ubicada en la calle 100 y asaltó el lugar. Ocurrió a plena luz del día, a las 11:00 de la mañana, pero logró escabullirse y darse a la fuga.

En la reunión se dijo que el foco del problema está en los alrededores de la calle 100 por 55 y avenida Jacinto Canek, a un costado de una tienda Oxxo, una gasolinera y una sucursal de Farmacia Guadalajara.

Después del diálogo se acordó aumentar la seguridad, y en colaboración tripartita de vecinos, Secretaría de Seguridad Pública y el Ayuntamiento de Mérida, limpiar un predio donde indigentes y personas que consideran sospechosas suelen resguardarse.

Hace un par de días las autoridades cumplieron su palabra y trabajaron junto a cerca de 40 vecinos para despejar lotes baldíos y áreas verdes, que servían de escondite para algunos delincuentes.

Los uniformados hicieron faenas de limpieza bajo las ordenes del comandante Erick Canul May, luego de que de manera personal el director del sector poniente, Ignacio Avilés, se comprometiera a brindar atención a los ciudadanos y mejorar la seguridad del área.

El fraccionamiento quedó más despejado pero los residentes señalaron que continuarán llamando al 911 ante cualquier posible situación de riesgo o emergencia.