Compartir

 

Un menor de edad se suicidó ayer por la tarde en el municipio de Tizimín, luego de que su madre le retirara el celular debido a las malas calificaciones que tuvo en el colegio.

Luego de que lo regañaran y le quitaran el teléfono por terminar el curso escolar con un mal promedio, el joven, de 16 años de edad, se encerró molesto en su habitación supuestamente para dormir.

Su madre encontró el cuerpo al poco tiempo, suspendido dentro de la casa, ubicada en la calle 49 por 20 y 22 de la colonia La Huayita.

La señora Vanesa I. Polanco S., de 34 años de edad, informó a las autoridades que su hijo se había ahorcado con una hamaca, por lo que arribaron los servicios de emergencia para tratar de salvarle la vida.

Paramédicos de la Cruz Roja valoraron al adolescente pero no pudieron encontrarle signos vitales, por lo que avisaron a sus familiares y policías notificaron a la Fiscalía del Estado.

Presuntamente el menor, identificado como de J. E. M. P, dijo que iría a dormir pero al estar solo en su habitación decidió salir por la puerta falsa.

El lugar quedó acordonado en espera del personal del Instituto de Ciencias Foreses para realizar el levantamiento del cuerpo, así como los procedimientos legales correspondientes.