Compartir

 

Una joven de entre 20 a 30 años de edad quedó sepultada esta tarde, al caerle encima una barda de gran tamaño de un predio de la calle 29 por 30 y 32 del centro de Hunucmá.

Se desmoronó cuando la joven pasaba caminando a un costado de la barda, la cual, a comentarios de los vecinos, ya se encontraba ladeada y a punto de caer.

La mujer acabó supultada bajo grandes piedras, bloques de cemento y varias columnas, que con el paso de los años no pudieron soportar más el peso.

Quedó atrapada entre el materiales, que también alcanzaron a golpear una camioneta tipo Ranger del IMSS, estacionada a un costado.

El conductor, que se encontraba al interior del vehículo, bajó para verificar el impacto, cuando vio que el muro había caído y debajo de los escombros se encontraba una joven.

Corrió auxiliarla y como pudo retiro las piezas de cemento que tenía encima, para después colocar a la joven a un lado.

Vecinos llamaron a los servicios de emergencia y llegó  una ambulancia de la Policía Municipal de Hunucmá, cuyos paramedicos procedieron a estabilizar y encamillar a la lesionada.

Posteriormente fue llevada en una ambulancia al hospital de IMSS de la comunidad para su valorización médica.

Igual arribó una unidad de bomberos, ya que el reporte era de una persona atrapada en un derrumbe. Pero los rescastistas sólo apoyaron en el retiro de escombros que quedaron regados en la calle.

No hubo datos sobre el propietario del terreno donde estaba la barda, pero la Policía Municipal se hará cargo de las diligencias de ley para el deslinde de responsabilidades.