Compartir

 

Sí estaba intoxicado el trailero que mató a tres personas esta semana en la carretera Mérida-Chetumal, por lo que ayer fue imputado por el delito de homicidio y lesiones cometidos por culpa.

El chofer Misael M. González permanecerá en prisión preventiva al comprobarse que conducía bajo los efectos de alguna sustancia, cuando colisionó a una camioneta estacionada en el acotamiento del tramo carretero Telchaquillo-Tekit.

Fue denunciado por la madre, el padre y la esposa de cada uno de los fallecidos, junto a dos personas que salvaron la vida pero acabaron gravemente heridas en el accidente ocurrido hace cuatro días en el kilómetro 37.

La señora Sara de la C. J. en agravio de su hijo, Saúl P. de la C.; la ciudadana Elsy del Socorro C. M. por la muerte de su esposo, José Emanuel E. Ch.; y el señor José Alberto Ch. M. por la pérdida de su hijo, Jesús Alberto Ch.C.

Querellaron por lesiones Juan Efraín A. S. y Eduardo Manuel M. Ch.

Alrededor de las 3 de la tarde del 12 de agosto, el trailero conducía un tractocamión blanco con verde, con placas del Servicio Público Federal, a la altura del kilómetro 37 de la carretera federal Mérida-Chetumal, tramo Telchaquillo-Tekit, en dirección noreste a sureste.

Circulaba sobre el acotamiento y bajo el influjo de alguna sustancia, por lo que colisionó por alcance a la camioneta Dodge, con matrícula YXZ-053-D, que estaba aparcada a un costado de la vía, sin siquiera poder disminuir la marcha o maniobrar para esquivarel vehículo.

Por el brutal impacto causó la muerte de Saúl, José Emanuel y Jesús Alberto. También generó lesiones a Juan Efraín y a Eduardo Manuel, quienes fueron trasladados al Hospital Agustín O’Horán.

Fue la juez de control de Kanasín, Marissa Virginia Polanco Sabido, quien escuchó los hechos de los que es acusado Misael M.  González, accedió a imputarlo y le impuso la medida cautelar de prisión preventiva.

Durante la audiencia de vinculación estableció el 19 de agosto para definir la situación jurídica del acusado.