Compartir

Una llamada anónima a la Procuraduría General de la República (PGR) por presunta “piratería” generó una fuerte movilización de unidades y elementos federales en el Centro Histórico de Mérida.
El operativo se desarrolló en el establecimiento «El Nuevo Fénix» que se ubica sobre la calle 65 entre 56 y 58 del centro.
El comercio se dedica a la venta de productos de arte, manualidades, para arquitectos y diseñadores gráficos, entre otros.
La presencia de agentes federales y militares llamó la atención en la zona por el amplio despliegue de personal y vehículos de la PGR, Policía Federal, Ejército y la Marina, que ocuparon toda una calle.
El operativo, que empezó poco antes de las 2 de la tarde, contó con el apoyo de los policías municipales de Mérida para regular la vialidad en la zona.
Sin embargo, a pesar de que la presencia policial era excesiva, fuentes federales indicaron a PRESIDIO que sólo “estaban revisando la procedencia de la mercancía”, porque se presume que no cuenta con la documentación de su origen legal.
Esta versión extraoficial contrasta con la realidad que predomina en esta zona del centro de la ciudad y los mercados “Lucas de Gálvez” y “San Benito”, conocida por ser el centro de operaciones donde se expenden todo tipo de productos “piratas” y se realizan actividades ilícitas.
En estos lugares, no obstante, no se registra la intervención policial federal, estatal y mucho menos municipal.
La operación de hoy concluyó a las 15:10 horas y las autoridades salieron con dos paquetes pequeños cuyo contenido no fue revelado.

Comments are closed.