Compartir

Un niño murió aplastado en el municipio de Peto al desplomarse parte del muro de su casa sobre él.

Al pequeño, de apenas ocho años de edad, le cayó un paño de bloques de concreto sobre la cabeza y falleció rumbo al hospital.

Eran las 6:00 de la tarde cuando el menor jugaba dentro o cerca de un cuarto en construcción, en un predio de la calle 19 por 42 y 44 de la colonia Ciprés.

No está del todo claro como ocurrió el accidente, pero se confirmó que una parte del muro que está en construcción cayó  sobre el pequeño y lo dejó con múltiples fracturas en todo el cuerpo, una de ellas en la cabeza.

El menor fue identificado como C. P. C., de ocho años de edad, y trasladado en mototaxi por sus familiares al Hospital Comunitario del municipio, sin embargo falleció antes de recibir cualquier atención médica.

El cuerpo del infante quedó esperando en las instalaciones del nosocomio al personal de la Fiscalía, que investigaría el caso.

El sitio del accidente fue acordonado por elementos de la Policía Municipal, a bordo de las unidades 461 y 437.

Lo sucedido causo consternación entre la familia del menor y los vecinos, que no podían aceptar que el pequeño niño hubiera fallecido de manera trágica. 

De la madre se averiguó que es empleada de limpieza en el hospital al que su hijo llegó sin vida.