Compartir


Un hombre murió acostado en su hamaca luego de atragantarse cuando dormía, en el municipio de Tizimín.

 

Quedó inconsiente dentro de su casa y recibió atención médica dos horas después del incidente, cuando ya había perdido la vida.

La mañana del viernes en la comisaría de Chan Cenote, el señor Aristeo T. Uitzil, de unos 46 años de edad, se atragantó cuando dormía en su hamaca.

El reporte lo hizo su esposa, Florentina M. Cetzal, quien acudió a la comisaría municipal para avisar que su marido se estaba muriendo.

Presuntamente la mujer tardó dos horas en avisar a las autoridades y cuando elementos de la Policía Municipal llegaron al domicilio, no les quedó más que confirmar la muerte del señor y avisar a sus superiores.

La casa de huano quedó acordonada en espera del personal del Instituto de Ciencias Foreses, que levantó el cuerpo del señor Aristeo Uitzil para llevarlo a la morgue.