Compartir

 

Un trabajador de la tercera edad perdió vida al caer a un pozo en el rancho “San Antonio de Budzonot”, en el municipio de Umán.

Cambiaba una tubería acompañado de su patrón, pero cuando éste se distrajo y fue a buscar unos guantes, el abuelito se precipitó al hoyo de 8 metros de profundidad.

Hoy poco antes de la 1:00 de la tarde, en el rancho ubicado en la carretera Umán-Poxilá, a unos 200 metros de la planta “Kekén”, los cuerpos de emergencia llegaron para rescatar al hombre que no respondía.

Según declaró su esposa, Sahara Moguel Moo, el señor trabajaba con al dueño del rancho, Evelio Salazar Sebás, para retirar una tubería del pozo del que sacan agua.

El patrón supuestamente fue por unos guantes cuando escuchó un fuerte ruido; al regresar vio que don Felipe Jesús Durán, de 70 años de edad, se había desvanecido y caído al hueco.

Un elemento entró con una escalera y arnés para sacar al abuelito, pero tras ser rescatado y valorado por paramédicos, se determinó que el cuerpo ya no tenía signos vitales.

El área quedó acordonada en espera del Servicio Médico Forense, que determinará si murió por el golpe, ahogado o antes de caer.