Compartir

Una mujer intentó morir cortándose las venas de las muñecas en el baño de su casa, tras una discusión con su hermana la noche anterior en el municipio de Kanasín.

La joven Guelmi Noemi Barrera Esquivel, de 27 años de edad, visitó ayer a su vecina en la colonia Santa Isabel, con quien ingirió bebidas alcohólicas y poco después de la medianoche regresó a su casa.

En su vivienda de la calle 60-D por 67 y 69, la mujer en estado de ebriedad discutió con su hermana menor, Dana Paola B. C., de 17 años de edad.

Tras un disturbio ocasionado entre las dos, ambas se calmaron y fueron a dormir. Sin embargo hoy por la mañana, alrededor de las 6:30, la mayor de las hermanas fue hallada ensangrentada en el piso.

A la hora del desayuno Guelmi Noemi se negó a comer y al poco tiempo la hermana menor escuchó un ruido en el baño. Le avisó que entraría y al hacerlo, la encontró tirada en el suelo, con un corte en la mano izquierda del que perdía sangre.

Un amigo de nombre Pedro José Briseño Cortez, de 46 años, llegó a su domicilio para ayudarlas y avisó a los servicios de emergencia.

Con una cuerda le hicieron un torniquete en el brazo para cortar la circulación y reducir el sangrado, mientras esperaban el arribo de una ambulancia, que llegó a las 7:40 de la mañana.

Fue trasladada a un hospital, a bordo de la unidad HRS-K-3, en compañía de la señora Ceydi del Rosario Barrera Esquivel, de 38 años de edad.

La paramédico a cargo informó que sería llevada a una clínica de la Cruz Roja para una mejor valoración médica y la posible sutura de la herida.

La mujer logró salir caminando de su casa para subir a la ambulancia, mientras agentes de la Policía Municipal tomaban conocimiento para brindar apoyo y descartar hechos violentos.