Compartir

Un habitante del puerto de El Cuyo fue cómplice de los secuestradores que privaron de la vida a un tizimileño originario de esta misma localidad costera de Tizimín.

Hay cinco detenidos, entre ellos dos mujeres y un muchacho de 18 años de edad por el “levantón” y posterior asesinato del yucateco que estaba desaparecido (https://presidiomx.com/hallan-sin-vida-al-tizimileno-que-sufrio-levanton/).

Como hemos informado, el jueves 22 pasado Jaime Chay Pérez, mejor conocido en El Cuyo como “Colado”, desapareció cuando circulaba en su vehículo en un tramo carretero de Tizimín (https://www.facebook.com/PresidioOnline/posts/1032906977542506).

Al día siguiente, el viernes 23, se supo a través de redes sociales que agentes de la Policía Estatal de Investigación (PEI) de Yucatán estaban en Cancún interrogando a personas afuera del súper Chedraui de la avenida Puerto Juárez, mejor conocida como Talleres.

Ese mismo día, seguidores de la página informativa Inspector Nocturno se comunicaron con este medio de comunicación cancunense para informar que policías ministeriales estaban cateando un domicilio en el fraccionamiento Vista Real, ubicado en la supermanzana 252.

El operativo se desarrollaba en un predio ubicado en una de las cerradas y se calculó que había alrededor de 70 elementos.

Poco después fue encontrado el cadáver de un hombre que estaba embolsado y tirado en un área verde sobre avenida Monte de Gibraltar con Cerrada Monte Benacantil de la misma supermanzana 252.

El cuerpo estaba envuelto en un plástico similar a los usados para empacar refrigeradores nuevos y también fue cubierto con cal.

Al lugar llegaron elementos de los servicios periciales que lo trasladaron a las instalaciones de la Fiscalía del Estado y posteriormente el cadáver fue identificado como de Chay Pérez (a) “Colado”, quien estaba secuestrado.

Los plagiarios pidieron rescate a la familia y supuestamente fue pagado, pero de todas maneras mataron al hombre, al cual luego embolsaron y tiraron en el terreno mencionado.

Presuntamente el cadáver no presentaba impactos de bala, ni heridas de arma blanca, de modo que “Colado” posiblemente fue ahorcado o asfixiado.

Los secuestradores dijeron en sus primeras declaraciones que el ahora occiso se puso violento, la situación “se salió de control” y que falleció de un infarto.

En la casa de seguridad donde estaba recluido, según informes extraoficiales, había otra persona plagiada.

En el operativo del viernes fueron detenidos cinco secuestradores, identificados como Marco Antonio P. B., de 18 años de edad, y su hermana Diana Laura P. B., de 20, ambos con domicilio en Cancún.

Asimismo aprehendieron a Gregorio Jesús M. L., alias “El Chuy”, de 20 años de edad, quien es originario de Tizimín, Yucatán, y tiene su domicilio en El Cuyo.

El tizimileño actuó como cómplice para hacer caer en engaños a “Colado” y pueda ser levantado en el tramo carretero El Cuyo-Colonia Yucatán.

Los otros dos detenidos son Manuel Alberto P. M., de 23 años de edad, al parecer originario de Tizimín pero radicado en Cancún, y Yiruba Merari Medina López, de 39 años y madre de tres hijos, ambos con domicilio en esta misma ciudad.

Estas personas, según se dijo, fueron detenidas en la supermanzana 321, manzana 28, al sur de la ciudad de Cancún.

Las cinco fueron consignadas a las autoridades correspondientes y están a la espera de que se defina su situación legal como presuntos autores del secuestro y posterior crimen del tizimileño.