Compartir

 

Una mujer que escaló una torre de alta tensión y amenaza con lanzarse en una avenida del fraccionamiento Ciudad Caucel, cayó desde las alturas y acabó tendida al borde de la muerte cuando rescatistas subieron por ella, luego de poner en “jaque” a las autoridades yucatecas por más de cinco horas.

La señora Yadira Cordero, de unos 30 años de edad, habría cometido la hazaña supuestamente por la desaparición de su hermano menor. Tenía tres días sin ver a su familiar y reclamaba que las autoridades no estaban ayudando a encontrarlo, por lo que exigió que lo lleven hasta donde ella estaba.

El joven no estaba extraviado, sino arrestado en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que lo liberó por un momento y trasladado al sitio, en un acto casi desesperado por convencer a su hermana de bajar. En el vídeo se le observa con ropa oscura suplicando de rodillas, pero al cabo de unos minutos, cuando los agentes de la Policía Estatal de Investigación (PEI) notaron que no hubo resultados, lo regresaron a su celda.

Más familiares de la mujer fueron llegando para tratar de ayudar, pero ninguno tuvo éxito. Se averiguó que son originarios del estado de Veracruz y se les conoce en la colonia Plantel México Poniente por ser adictos a las drogas, algunos de ellos delincuentes e integrantes de una banda conocida como “Los Monos”.

Luego de que se negara a bajar pese a que las autoridades cumplieron sus exigencias, las expectativas se centraron en la pareja de la mujer, que le gritaba para convencerla de calmarse y le mostraba una lona con alguna frase escrita.

Por momentos la mujer decidió bajar lo suficiente como para ser alcanzada, pero en una ocasión lo hizo sólo para conseguir agua y en otras se alejaba apenas notaba que algún desconocido se le acercaba.

La circulación en esa zona de alta confluencia permaneció cerrada, tanto para peatones como para vehículos, mientras que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó el suministro de energía y afectó una sección del fraccionamiento.

Ella continuó con sus amenazas y la preocupación crecía a cada hora que pasaba, pues el cansancio y la deshidratación incrementaban el riesgo de que cayera.

Es conocida por ser una persona agresiva. Se sabe que de manera aconstante discute con su pareja y en más de una ocasión han terminado lanzándose piedras entre ellos.

Su novio se llama Francisco Be Cob, quien forma parte de la banda de delincuentes y tiene los sobrenombres de “Mono” y “Lino”.

La señora Yadira Cordero padece de sus facultades mentales y se confirmó que estuvo internada en el Hospital Psiquiátrico de Yucatán, después de asaltar a una mujer de la tercera edad en una tortillería del poniente de Mérida, entre otros actos en los que ha estado involucrada.

Al mediodía de este domingo escaló una torre de la CFE y llamó la atención de toda la ciudad, mientras un amplio operativo policial se desplegó a su alrededor para convencerla de bajar. Pasaron más de cinco horas hasta que se decidió subir por ella con unos arneses.

Cuando el personal de rescate por fin la alcanzó, ella gritaba, mostraba miedo y ninguna intención por perder la vida. Lamentablemente tampoco estaba convencida de dejarse salvar y desistir de sus amenazas, así que se resistió.

La mujer no batalló mucho contra los rescatistas, pero fue lo suficiente para llevar su complicada situación a un punto crítico, en el que colgaba de los brazos solamente sujetada por uno de los hombres.

Permaneció suspendida por poco más de un minuto, hasta que el agarre se debilitó y la mujer cayó desde varios metros de altura. En su trayecto golpeó por lo menos tres veces contra la estructura metálica, antes de impactar de lleno con el césped del camellón.

Acabó tendida e inmóvil pero con signos vitales, pues paramédicos se apresuraron en estabilizarla y subirla a una ambulancia para llevarla al Hospital General Agustín O’Horán. Su traslado fue escoltado por varias unidades motorizadas y patrullas de la SSP, que buscaban abrir paso en un último esfuerzo por salvarle la vida.