Compartir

(Fotografía de contexto, sólo ilustrativa)

 

Fue secuestrado un habitante de Kantunil, municipio localizado al centro de Yucatán, por cuatro sujetos que lo subieron a la fuerza en un automóvil y lo llevaron a Valladolid, ubicado a varios kilómetros en el oriente del estado.

Según averiguó PRESIDIO, se trató de un señor de la tercera edad la persona secuestrada por personas provenientes de Quintana Roo, debido a que estaban buscando a su yerno por cuentas pendientes con relación a la venta de drogas.


(Fotografía de contexto, sólo ilustrativa)

Sobre el suceso, que no se ha querido admitir como secuestro ocurrido en Yucatán y las autoridades pretendían mantenerlo oculto, se supo que cuatro supuestos albañiles de Akumal, Quintana Roo, fueron acusados del delito de privación ilegal de la libertad entre particulares, luego de levantaral suegro de un excompañero con la intención de hacerlo revelar la ubicación de su yerno, que les debía dinero por la venta de narcóticos en el estado.

El hecho ha sido encubierto por las autoridades, porque podría establecerse, si se ahonda en las indagaciones, que sería un secuestro con todas las de la ley, cosa que el gobierno no reconocería porque pretende establecer que Yucatán está libre de este tipo de ilícitos desde hace años.
Cabe mencionar que la diferencia entre los delitos de privación ilegal de la libertad y secuestro, en México, radica en que en el caso del segundo la liberación de la persona exige alguna condición concreta.


(Fotografía de contexto, sólo ilustrativa)

Un ejemplo sería  el pago de una determinada cantidad de dinero a cambio de la liberación de la persona secuestrada o cumplir determinadas condiciones, como fue en el supuesto que ahora se denunció, pues los sujetos pretendían que la víctima les entregara a su yerno para obtener un lucro.

Aún así, la fiscalía yucateca nada más integró la carpeta de investigación por privación de la libertad, porque presuntamente no cuenta con los elementos suficientes para sustentar la acusación concreta del secuestro.

Se pudo conocer que el día 28 de agosto, alrededor de las 8 de la noche, los ahora procesados, se desplazaban a bordo de un auto con placas de Quintana Roo y estando en Kantunil, subieron por la fuerza a un señor de identidad reservada.

Luego condujeron con rumbo a Ebtún, Valladolid, y en el camino estuvieron preguntándole  dónde se encontraba su familiar, un albañil que actualmente trabaja en Akumal.

Pero como la acción fue presenciada por unas personas que avisó a la Secretaría de Seguridad Pública, se implementó un operativo por la zona y se logró la liberación del señor y la captura de los delincuentes que han sostenido que no se dedican al secuestro, pues de trata de una confusión.

También han dicho que sólo querían “hablar” y que nada más buscaban que les entregaran a su excompañero para recuperar un dinero igualmente conseguido de manera ilícita.

Los imputados son Raúl Candelario C., Freddy Geovany C.H., San Emilio C.C. y Alejandro Asunción P.S., los dos últimos con familiares en Kantunil, que fueron trasladados al Cereso meridano para que la juez de control de Kanasín, Mariza Virginia Polanco Sabido, conozca del asunto, pese que el delito se cometió en la jurisdicción de Valladolid.