Compartir

 

Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, la juez de control de Kanasín reclasificó a homicidio en exceso de la legítima defensa a favor de Mariana Concepción F. M., quien hace dos semanas le clavó una tijera en el corazón a su esposo.

Por celos, problemas económicos y durante una reunión en la que abundó el alcohol, la señora asesinó a su pareja en el municipio de Kanasín, para luego disuadir la atención fingiendo que se trató de un suicidio.

La jueza Mariza Virgina Polanco Sabido resolvió este 8 de marzo, posterior al debate correspondiente entre las partes, y reclasificó el delito a homicidio cometido por exceso de la legítima defensa.

De esta forma se mantiene de momento la prisión preventiva oficiosa por lo que dure el proceso, sin embargo la pena corporal por este ilícito va de los 4 a los 6 años de cárcel.

El pasado 26 de febrero, entre la 1:00 y 4:00 de la tarde, Mariana Concepción y su esposo, Luis Alberto M. Ch., de 40 años de edad, ingerían bebidas embriagantes como era su costumbre, en el interior de su domicilio ubicado en la calle 9-B por 18 del fraccionamiento Kanasín Che.

Sin embargo, en un momento dado, el ahora occiso revisó el celular de la mujer y encontró mensajes comprometedores de un sujeto hacia su esposa, lo que hizo que le reclamara airadamente y la golpeara.

Después le pidió que le mostrara el recibo de pago de unas boletas de empeño, porque le había dado el dinero para recoger las prendas.

Es por eso que al verses descubierta y debido a que se encontraba en estado de ebriedad, tomó una tijera y se la clavó a su marido a la altura del corazón.

Luego se fue a dormir, no sin antes modificar la escena del crimen. Al día siguiente habló con la mamá de la víctima, informando que lo habían matado pero trató de desviar la atención, fingiendoen un principio que se tratóde un suicidio para luego reconocer que ella lo había matado.

Desde un principio fue retenida pero recuperó al poco rato su libertad, porque ya había pasado el tiempo suficiente para establecer la flagrancia.

La causa de muerte fue taponamiento cardíaco secundario a traumatismo torácico abierto secundario a herida por arma blanca.