Compartir

Por unanimidad de los jueces del Tribunal Segundo de Enjuiciamiento, fue condenado a 45 años de cárcel el sexoservidor Jorge Isaac Osorio Aké, por el doble homicidio registrado en la colonia San Damián, a fines del 2020, donde un par de homosexuales fueron asesinados con saña inaudita.

Los jueces lo encontraron culpable del delito de homicidio calificado en contra de Pedro Antonio A.N. y Víctor Manuel M.M.

Le impusieron también la reparación del daño, por Víctor Manuel que pague la cantidad de un millón 747 mil 864 pesos y por Pedro Antonio un millón 743 mil 675 peso.

Deberá pagar 124 mil 950 pesos en concepto del vehículo dañado y que incendió para evitar su localización; fue amonestado públicamente; suspendieron sus derechos políticos, y se aclaró que los beneficios a que pueda hacerse acreedor será competencia del juez de ejecución.

Y se identificará al sentenciado por los medios correspondientes, y prohibió acercarse al domicilio de las víctimas indirectas ni a ellas en un plazo de 3 años apenas recupere su libertad.

En un principio, elementos de la Policía Estatal de Investigación detuvieron al hermano gemelo del ahora sentenciado, de nombre Iván Jafet, al confundirlo, lo que dio tiempo al procesado a que huya con su novia hacia la comisaría de Euán, Tixkokob.

El ahora condenado fue localizado al interceptarse una llamada de la joven donde se daba su ubicación y fue hallado cuando estaba escondido en los montes de Euán.

Los hechos que se le imputan señalan que en las últimas horas del 30 de noviembre del 2020 y las primeras horas del 1 de diciembre, en una casa ubicada en la calle 9 entre 32 y 30 la colonia San Damián, el ahora sentenciado se había reunido en el domicilio de una de las víctimas, para ingerir bebidas embriagantes y sostener relaciones sexuales, cuando surgió una discusión y atacó primero a Pedro Antonio, en el patio de la vivienda, al clavarle un cuchillo en la espalda.

Después Víctor Manuel fue a ver lo que estaba pasando y en ese mismo lugar le cortó el cuello.

Para evitar que sea descubierto, incendió el auto de una de las víctimas.

Pero los cuerpos se descubrieron el 1 de diciembre, cuando un vecino se subió a su techo y al observar en el patio de al lado vio los cadáveres.

Luego la causa de muerte del primero fue certificada como anemia aguda posthemorrágica secundaria a lesión de víscera pulmonar por arma blanca y del segundo por anemia aguda secundaria a sección de vasos sanguíneos por arma blanca.

Fue ubicado por medio de las cámaras de video de un domicilio cercano, cuando salía del lugar, y luego se dio seguimiento a su ruta de escape hasta su casa.