Compartir

 

En sesión de la comisión especial para la Atención de la Situación del ISSTEY y como parte de las acciones encaminadas al aseguramiento de pensiones de los trabajadores, se instruyó a la Secretaría General elaborar una iniciativa con técnica legislativa que contenga los elementos descritos en las propuestas que han sido presentadas en sesiones anteriores y que suma la coordinación de las fuerzas políticas que integran ésta.

El presidente de la comisión, diputado Crescencio Gutiérrez González (Nueva Alianza), dio lectura a una serie de acuerdos a los cuales se llegaron durante las reuniones de trabajo y que forman parte de un avance importante para la elaboración de la iniciativa, entre cuyos acuerdos destaca: la abrogación de la Ley actual de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de Yucatán, de sus Municipios y de los Organismos Públicos Coordinados y Descentralizados de carácter estatal.

Otro de los puntos, es que quienes ingresen al servicio público y obtengan una pensión con la nueva ley, gozarán de un aguinaldo correspondiente a 40 días. También que las personas que al entrar en vigor la nueva ley estén gozando de una pensión y aquellas que hayan cumplido con los requisitos del artículo 63 de la ley vigente para acceder a una jubilación voluntaria o a una jubilación necesaria, estas serán reguladas por la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado, que se abrogará.

“Se incrementa el tope de las pensiones establecido en la propuesta técnica, pasando de $29,250.09 mensuales del 2022, a $43,876.35 mensuales de 2022, lo cual en su momento se incrementará de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor”, agregó.

También para las personas públicas en transición, que en el 2022 tengan hasta 23 años de cotización, se les aplicará un porcentaje del salario regulador del 90%, aquellas que tengan 24 o 25 de cotización se les aplicará el mismo porcentaje; a las personas con 26 años de cotización se les aplicará el 91% del salario regulador. A los que tengan 28 y 29 años de cotización se les aplicará el 92% y a los que tengan 29.49 años de servicio se le aplicará el 100% del salario regulador. La misma gradualidad se considerará para los años de servicio para la pensión de jubilación, así como para las cuotas que vienen aportando.

Por último, las personas en transición que en el 2022 tengan 29.5 y 29 años cerrados de servicio, podrán acceder a una pensión por jubilación al cumplir 30 años de servicio. Quienes en el mismo año tienen 28 y 27 años de servicio podrán acceder a una pensión por jubilación al cumplir los 31 años de servicio. Quienes en el mismo año tengan 26 y 25 años de servicio, podrán acceder a una pensión por jubilación al cumplir 32 años de servicio. Quienes al mismo año tengan 24, 23 años de servicio podrán acceder a una pensión por jubilación al cumplir los 33 años de servicio. Quienes en el mismo año 2022 tengan 22 y 21 años de servicio podrán acceder a una pensión por jubilación al cumplir los 34 años de servicio. Quienes tengan 20 años de servicio o menos deberán llegar a los 35 años de servicio para acceder a una pensión por jubilación.

Cabe mencionar que la nueva Ley entrará en vigor para los nuevos derechohabientes que ingresen posterior a la publicación de esta y las reformas entrarán de manera gradual para los actuales derechohabientes del ISSTEY.

Al solicitar la palabra, los diputados integrantes de la comisión reconocieron la disposición y las propuestas que se aportan en las reuniones de trabajo que se han tenido, tanto con los diferentes Sindicatos y el Comité de Expertos que acudió en dos ocasiones para hablar de la situación del Instituto y para conocer las propuestas de las agrupaciones y a su vez emitir las recomendaciones evaluadas por los mismos para afrontar la situación.