Compartir

Bien cobarde se vio un joven, según testigos de un choque, porque después de provocar un accidente, corrió para refugiarse en casa de su abuelita.

El percance ocurrió en la colonia San Antonio Kaua, en la calle 69, donde circulaba el conductor de una vagoneta Volkswagen Pointer.

Al llegar al cruce con la calle 12, una camioneta Ford Ecosport salió de entre camellones y dio vuelta a la izquierda, pero como invadió carril, fue colisionado por la Pointer.

Por el fuerte golpe, la Ford se regresó al carril en el que transitaba, entonces el conductor bajo y se dio a la fuga.

El hombre se metió en casa de su abuela, que estaba a unos metros del lugar del accidente, y la mando a solucionar el problema.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública llegaron al lugar y tuvieron que intervenir con peritos, ya que el presunto responsable comentó a su abuelita y parientes que no él tenía la culpa,

Por su parte, el guiador del Pointer pidió que se checaran las cámaras que están en el lugar y que el responsable pague los daños, porque ninguno de los autos tiene seguro.