Compartir

 

Por 96 envases de cerveza, algunos vacíos y otros llenos, la Policía Municipal de Tizimín armó una redada esta noche para atrapar a un vendedor clandestino.

Una denuncia anónima alertó a las autoridades, que llegaron a una vivienda de la colonia Santa María para decomisar productos y capturar al responsable, aunque no encontraron a ningún adulto.

En el reporte señalaban que sobre la calle 35 por 72 había un predio con personas causando disturbios y haciendo sus necesidades fisiológicas en la vía pública, además de, supuestamente, funcionar como un sitio para la venta ilegal de bebidas alcohólicas.

Al llegar las unidades se encontraron con un menor, identificado como A. D. L. P., de 14 años de edad, quien dijo vivir ahí y quedarse solo con su hermanito para vender el producto de su madre, la señora Soila C. P. C.

Tuvo que intervenir el Departamento de Prevención del Delito, que procedió a resguardar a los menores mientras todo el producto, junto con una nevera, fue asegurado y trasladados a la comandancia municipal.

La madre de los menores se apersonó en la base policial y, al no tener aliento alcohólico, le regresaron a sus hijos, sin embargo se le dará seguimiento por parte de las autoridades correspondientes.