Compartir

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) pidió investigar a Mariana Rodríguez y a su esposo Samuel García, gobernador de Nuevo León, por «la adopción» de un bebé el fin de semana gracias a un permiso.

Tania Ramírez Hernández, Directora Ejecutiva de Redim expresó su preocupación por la acción, mencionó que Rodríguez extrajo del centro del Desarrollo Integral de las Familias (DIF) al menor de cinco meses de edad quién tiene discapacidad.

La pareja compartió en redes sociales fotografías junto al bebé, situación que causó polémica al señalar violencia infantil. REDIM aseguró «un niño o niña en un centro de atención DIF es per se víctima de violaciones previas a sus derechos» por lo cual se solicitó la intervención del Estado para su protección.

La Organización No Gubernamental (ONG) resaltó su angustia debido «a la exposición excesiva e innecesaria del niño y la vulnerabilidad de la protección a su identidad», además, señala fue usado como propaganda política por los colores de Movimiento Ciudadano (MC) partido donde la pareja milita.

“Sin importar que detrás de estos hechos pudiera haber una aparente motivación humanitaria, es fundamental recordar que niñas, niños y adolescentes son titulares de derechos y que es obligación del Estado, y de sus representantes, velar por estos derechos en primer término”, escribió la Organización.

Redim recordó la Ley General de los derechos de niños y niñas donde se prohibe en sus artículos 68 y 80 la difusión de fotografías de niños, especialmente si son víctimas. “Este bebé está bajo responsabilidad jurídica del DIF local y precisamente por ello no puede ser expuesto de ninguna forma, pues se le revictimiza”, alertó.