Compartir

 

Ocho kilos de drogas fueron abandonados ayer por la tarde en la terminal de Autobuses de Oriente (ADO) del centro de la ciudad de Mérida.

Binomios caninos de la Policía Municipal realizaban una inspección de rutina cuando encontraron una mochila con marihuana y crack de cocaína.

A las 4:20 de la tarde en la terminal de autobuses, que se ubica sobre la calle 69 por 68 y 70, la oficial canina “Chenta” señaló una mochila viajera de color azul, que estaba abandonado en el pasillo “C”.

En el interior del bolso encontró 6 kilos 200 gramos de marihuana distribuida en dos paquetes, uno de 5 kilos 200 gramos y otro de aproximadamente un kilo.

Adentro también había una caja de cartón con cuatro bolsas llenas de crack de cocaína, conocida como “piedra”, con medio kilo del narcótico en cada una, haciendo un total de 2 kilogramos.

Los agentes trasladaron la maleta a las instalaciones de la corporación, donde hicieron una integración y posterior remisión del producto a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República.