Compartir

A más de mes y medio de haber iniciado la actual administración municipal en Peto, las casetas policíacas, ubicadas en las entradas y salidas de esa localidad, se encuentran abandonadas y sin utilidad alguna.

Habitantes se dijeron preocupados ante esta situación, pues fue durante la administración pasada que se construyeron las cuatro casetas en las distintas entradas del municipio, con la intención de ofrecer vigilancia las 24 horas del día, llevando un control de las personas que entraban y salían de la población.

Sin embargo los agentes fueron retirados un mes antes de que entrara al Ayuntamiento la actual administración, encabezada por el alcalde Renán Jiménez Tah.

Suman casi tres meses que las casetas, tanto las de las entradas, salidas y las dos que están dentro del municipio, perdieron su utilidad y quedaron abandonadas.

Esta situación ha generado críticas hacia las autoridades en turno, pues todo parece indicar que hay un desorden en la corporación policial, que se ve reflejado en la falta de asignación de elementos en puestos de control, pese a que en su momento fueron construidos para reforzar la seguridad del municipio.