Compartir

–La situación mental de una vecina del centro se agrava con la interminable «cuarentena»

#MÉRIDA Una depresión orilló a una joven mujer a quitarse la vida en un predio del centro de la ciudad.
Cinthia Duran, de 28 años de edad, presentaba un cuadro de depresión aguda que se complicó con la cuarentena, según la declaración de familiares.
Este lunes la mujer no soportó más y se suicidó en su casa, ubicada la calle 87 por 54 y 56 del centro.
Sus parientes la hallaron suspendida de una cuerda y sin vida, por lo que pidieron ayuda a las autoridades.
Al sitio arribó una unidad de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo oficial confirmó los hechos, procedió a acordonar el predio y notificó a la Fiscalía General del Estado.
Vecinos y familiares de la difunta no dejaban que personas ajenas se acercaran a la casa en donde murió Cinthia Durán, otra víctima de los trastornos mentales que azotan a la población yucateca.
Más patrullas llegaron y un policía se entrevistó con uno de los familiares que vio el cuerpo colgado, con intención de conocer los motivos que orillaron a la joven a quitarse la vida.
Comentaron que la hoy occisa padecía una depresión aguda desde hace días, pero se fue complicando con la interminable «cuarentena», el aislamiento social por la pandemia de Covid-19 y acabó sumándose a la larga lista de suicidios en Yucatán en medio de la actual contingencia sanitaria.
Al final llegó personal del Servicio Médico Forense a la casa para levantar el cuerpo y realizar los trámites correspondientes.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.