Compartir


Mientras la totalidad de los diputados federales y senadores están “desaparecidos” tras el sismo ocurrido el martes en la Ciudad de México, dos legisladores dan señales de vida en Yucatán… con campañas en días de luto nacional.
En redes sociales circula un mensaje donde se pide recordarles a los legisladores que “la patria es primero”, frase que está inscrita con letras de oro en sus salas de sesiones, debido a que todos están desparecidos y no se les ha visto ayudar en las tareas de rescate.
“El sismo ocurrido el martes en la Ciudad de México dejó 628 desaparecidos, a los cuales desde el día del temblor no se les volvió a ver. Son 500 diputados y 128 senadores. Si alguien los localiza, recuérdenles que ¡LA PATRIA ES PRIMERO!”, se lee en los perfiles de miles de mexicanos.
Vecinos de Yucatán reportaron que hallaron a dos de ellos, pero en festivas tareas de promoción a su imagen, ajenos a la tragedia que vive el país.
Los priistas Pablo Gamboa y Liborio Vidal andan en labores de proselitismo, pese al luto nacional de tres días decretado por el Presidente de la República, del 20 al 22 de septiembre.
Se les vio en el poniente del Estado repartiendo regalos para ganar simpatías y ser considerados en las candidaturas que se repartirán el año próximo.
El primero fue a ver chiles en Kinchil, donde saludó a trabajadores y paseó por una procesadora de chiles habaneros para conocer cómo se producen las salsas; el segundo estuvo en Hunucmá, donde repartió anteojos.
Aunque los yucatecos no guardaron prudencia en estos días, a ningún diputado o senador se le ha visto ayudando en los lugares damnificados por los sismos de los últimos días, solidarizados como representantes populares.
Está en curso una colecta de firmas en www.change.org para exigir al Instituto Nacional Electoral que los partidos entreguen 7 mil millones de pesos de su presupuesto, para reconstruir las partes afectadas por los terremotos, en vez de destinarlo a campañas políticas.

Comments are closed.