Compartir

Una pareja provocó sangre y destrucción en la carretera Mérida-Progreso tras accidentarse en presunto estado de ebriedad.
En el hecho vial un albañil quedó gravemente herido, pero los novios decidieron irse caminando bañados en sangre.
A bordo de un automóvil Subaru, con matrícula YWE-119-C, los jóvenes impactaron contra la parte trasera de una camioneta en el kilómetro 12 de la mencionada vía, encima del puente de Xcanatún.

La camioneta de redilas, con placas YR-2633-A, era conducida por Guillermo Maceta con dirección de norte a sur, cuando fue golpeada con gran fuerza.
El conductor perdió el control del volante, se estrelló contra un muro de contención y el vehículo comenzó a dar vueltas como un trompo hasta quedar en sentido opuesto a la circulación.
Desafortunadamente en la camioneta viajaban tres albañiles y uno de ellos salió disparado de la unidad, quedando lesionado y siendo trasladado a un hospital.

Del auto responsable descendió un hombre y una mujer con la cara y el cuerpo bañados en sangre y, como si nada hubiera pasado, se tomaron de la mano y se fueron caminando, dejando abandonado su carro.
Al poco tiempo se asomó al lugar de los hechos una persona para hacerse responsable del coche, pero evidentemente no se trataba del conductor.
Por cincuenta minutos la zona fue cerrada a la circulación por Policías Federales y Estatales ya que los vehículos quedaron en medio de la carretera.