Compartir

La Policía Investigadora de la Secretaría de Seguridad Pública realiza indagatorias sobre un cuerpo hallado en un predio abandonado en la colonia Amalia Solórzano.
El cuerpo fue encontrado por uno de los vecinos al entrar a la vivienda, que está en obra negra y cubierta de hierba.
Hace unos minutos fue sacado del predio el cadáver por el Servicio Médico Forense.
Vecinos de la zona informaron a PRESIDIO que la casa está abandonada y es refugio de borrachos.
El ahora occiso era un bebedor consuetudinario que estaba en el interior del predio, ubicado sobre la avenida 14 entre 19 y 21 de esa colonia al oriente de Mérida.
Hasta el lugar llegaron agentes policiacos, que lo acordonaron y personal de la Fiscalía General del Estado se encargó del levantamiento del cuerpo.
El fallecido fue identificado como Bernardino Poot, a quien por esas calles conocían como “Dino”.

Comments are closed.