Compartir

En el Ayuntamiento privilegiamos la participación ciudadana como directriz en la toma de decisiones al momento de desarrollar los programas y obras, sobre todo nos interesa que la juventud también forme parte de la construcción de una Mérida con altos estándares de calidad, subrayó el alcalde, Renán Barrera Concha.

“Parte de nuestra obligación como autoridades es dejar un mejor futuro para las próximas generaciones, y para que eso acontezca necesitamos de la participación de las y los jóvenes en la toma de decisiones, porque ellos tienen una visión también sobre el futuro de nuestra ciudad”, expresó.
La construcción de una cultura de participación juvenil es la mejor garantía de que Mérida continuará con paso firme hacia un futuro que traiga beneficios para todas y todos, y, en este recorrido, es indispensable la participación de las y los jóvenes, que en esta administración fomentamos y valoramos mucho, agregó.
En ese sentido, el Ayuntamiento de Mérida, a través de la Unidad de Contraloría Municipal presentó el programa “Observador Universitario” con alumnos de la Universidad Marista de Mérida, Anáhuac Mayab, Tecnológico de Mérida y Técnica Cetis 112, el cual iniciará en enero de 2022.
En representación del Presidente Municipal, Julio Sauma Castillo, secretario de Participación Ciudadana, destacó que al involucrarse las y los jóvenes se abre la ventana a una forma distinta, pero a la vez eficaz y productiva, en el desarrollo y aplicación de los programas y obras dentro del Municipio.
“La Contraloría nos ha acompañado en varios procesos participativos y nos da gusto que cuando involucramos a la ciudadanía, nos da muestra de que Mérida cuenta con hombres y mujeres conocedores y responsables de lo que pasa a nuestro alrededor, lo que garantiza que tengamos mejores ciudadanos y ciudadanas, y eso nos llevará a consolidarnos como mejor ciudad”, expuso.
Ante estudiantes y representantes de las distintas instituciones académicas, Sauma Castillo señaló que el programa “Observador Universitario” es una de las encomiendas del Alcalde para involucrar a la ciudadanía, en este caso a la juventud, en el quehacer público.
Mencionó que, dentro de los mecanismos de participación ciudadana, los Comités de Contraloría Social son grupos formados por vecinos y vecinas que lo que buscan es coadyuvar, vigilar y supervisar que las obras que son realizadas por el Ayuntamiento se hagan de la manera correcta.
En su intervención, Martha Elena Gómez Nechar, directora de la Unidad de Contraloría Municipal, explicó que “Observador Universitario” tiene como objetivo impulsar la participación activa de las y los universitarios en la realización de acciones de Contraloría Social, contribuyendo a verificar que la administración pública está apegada a la legalidad, transparencia y rendición de cuentas.
“Queremos combinar la parte de la juventud con algo que es muy atractivo, que es fundamental y que es de interés público, esto es la obra pública, por eso este programa inicia con involucrar a las carreras de ingeniería civil o afines”, informó.
Este programa permite obtener indicadores para la evaluación de la calidad técnica de la obra y el grado de satisfacción del beneficiario, permitiendo que al estudiante universitario contribuir al desarrollo de la administración pública más eficiente y transparente, y, de manera destacada, incidir en las decisiones de infraestructura urbana que se están realizando en su comunidad.
Gómez Nechar dijo que la implementación de este programa permitirá elevar el grado de participación de las y los jóvenes en las actividades políticas, “porque un 26% de la población de entre 15 y 29 años no participan o no se involucran en temas de la política”.
“La realidad es que creemos que ustedes tienen un potencial enorme en cuanto a ideas nuevas, en cuanto a la forma de ver las cosas y esto se comprueba con este programa”, refirió.
Cabe mencionar que la función del “Observador Universitario” será supervisar y evaluar la calidad de la obra y el impacto social de esta, contribuyendo a que el gobierno ejecutante tenga control de sus instituciones y de las empresas constructoras sobre el adecuado uso de los recursos públicos, detectando irregularidades y canalizándolas a través de la Contraloría Social, quien le dará seguimiento a fin de que sean subsanadas.
Las actividades que los estudiantes interesados en participar es acudir a los cursos de capacitación impartidos por la Unidad de Contraloría Municipal, supervisar el avance de las obras y realizar entrevistas a los beneficiados, entregar al coordinador de Contraloría Social los respectivos formatos de captación de información y proponer alternativas de mejora para el desarrollo de la obra.
El perfil del candidato y candidata a ser observador universitario es ser responsable y con actitud de servicio a la comunidad, emprendedor y en busca de calidad, propositivo y con espíritu de equipo, observador y analítico, y sentido humano y con identidad universitaria.