Compartir

VÍDEO: https://www.facebook.com/PresidioOnline/videos/410596647272612

Un elemento de la Policía Municipal de Tizimín arrolló anoche a una madre y su hija que iban a bordo de una motocicleta cuando transitaban en la ciudad de Reyes.

La unidad policial arrastró varios metros a la motocicleta al intentar huir el patrullero del sitio del percance.

Los testigos impidieron que el policía escapara, aunque el hecho se intentó ocultar por órdenes del alcalde Pedro Couoh para no “empañar” el convite que anoche se celebraba para dar inicio a los festejos a los Tres Santos Reyes.

El atropellamiento ocurrió alrededor de las 7:30 de la noche sobre la calle 27 por 48-A y 48-B del fraccionamiento Fovisste de Tizimín.

La unidad 1517, al mando del oficial de la policía municipal Esteban Pisté M., circulaba a alta velocidad en calles de Tizimín.

Cuando transitaba sobre la calle 48-A, al dar vuelta de manera intempestiva en la 27 invadió el carril contrario y colisionó una motocicleta donde viajaban una madre y su hija.

Tras chocar a la moto, el agente policiaco siguió avanzando en la patrulla mientras arrastraba la unidad de dos ruedas.

Vecinos de la zona impidieron que escapara y se encontraban enojados por lo sucedido. Señalaron que el policía se encontraba alcoholizado.

Ambas atropelladas resultaron con golpes y raspones y tuvieron que ser llevadas en ambulancia al hospital del IMSS para su atención.

Agentes de la Policía Municipal llegaron para resguardar a su compañero y proteger su integridad física, al tiempo que rápidamente retiraban los vehículos por órdenes del alcalde, según señalaron los vecinos.

Indicaron que Pedro Couoh quería evitar que se enteren los reporteros que fueron llevados desde Mérida con los gastos pagados para que asistan a los festejos del convite.

El elemento municipal tuvo que ser abordado en una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), mientras los enfurecidos vecinos grababan lo acontecido y exigían que le hagan la prueba de alcoholemia.

Un oficial del municipio le aplicó la prueba y mostró que arrojó 0 g/l.

Luego el elemento responsable fue llevado a las instalaciones del cuartel Morelos para los fines correspondientes y un perito de tránsito tomó conocimiento.

Ante el escándalo por lo sucedido, al sitio también se presentó el director de la policía municipal de Tizimín, comandante Marcos López Ovando, para seguir las órdenes del alcalde “de moverse rápido” y retirarse pronto para que no se entere más gente.

Luego el edil envió a su encargado de Comunicación al Seguro Social, identificado como Alejandro Och, ex elemento de la Policía Municipal de Tizimín, para que llegue a un acuerdo con la familia y no se diga nada a la prensa.

Más tarde el Ayuntamiento confirmó que tuvo “un acercamiento” con la familia afectada para la reparación del daño y cuidar la imagen de los festejos que se llevan a cabo.