Compartir

 

Un sujeto con adicción a las drogras asesinó a su propia madre en el interior de su casa, clavándole varias armas hasta quitarle la vida.

Masacró a la mujer con un machete, un cuchillo, una punta de metal y unas maderas, que dejó clavadas en su pecho.

El asesino, Mario Alberto P. CH, un drogadicto de 37 años de edad, mató a su progenitora en un predio de la calle 30 por 35 y 37 por el rumbo de Santiago, en el municipio de Ticul.

Luego de quitarle la vida se dio a la fuga, llevándose consigo varios objetos de valor, entre ellos algunas joyas.

Sin embargo apenas pudo llegar en su motocicleta a la población de Maní, donde fue interceptado y detenido por policías.