Compartir

 

Una mujer fue hallada muerta la noche del lunes en el municipio de Tizimín, en medio de un charco de sangre y signos de violencia.

El cuerpo lo encontró el hijo de la víctima, dentro de un predio ubicado en la calle 80 por 29, cerca a la unidad deportiva Víctor Cervera Pacheco.

Pasadas las 9:00 de la noche el joven Carlos E. Hoil, conocido como «Choki», entró a casa de su madre y la encontró tirada en el piso y en un charco de sangre.

Salió a la calle a pedir auxilio y llegaron agentes de la Policía Municipal y paramédicos de la Cruz Roja, que valoraron a la mujer y descubrieron que tenía heridas causada aparentemente por un hacha.

Según las primeras investigaciones otro de sus hijos, conocido como «Memelo», habría sido el agresor y ya se implementa un operativo de búsqueda para dar con su paradero.

El sitio fue acordonado en espera del personal del Instituto de Ciencias Foreses para realizar el levantamiento del cuerpo para la necropsia de ley.

La víctima fue identificada como Valentina, de unos 60 años de edad, muy conocida en el municipio por dedicarse a la venta de plantas y tierra para jardín.