Compartir

Un trabajador que se dirigía con ilusión a la “posada navideña” de su centro laboral no pudo llegar a la fiesta porque terminó volcado y golpeado.
Al empleado se le hacía tarde para llegar a “lo bueno” de la fiesta y solicitó un automóvil de la aplicación Uber.
A su llamado llegó un Chevrolet Beat de color plateado, con placas YYV-904-C, de dicha plataforma digital de transporte, minutos antes de las 22:00 horas.
Con el pensamiento puesto en la fiesta de su trabajo, el joven lo abordó y cuando transitaban por el fraccionamiento Altabrisa, al llegar a la altura de las torres Country Towers sobre la calle 19, el chofer de Uber “se voló” el alto señalado en disco en el cruce con la avenida 22.
Sobre esta arteria circulaba con preferencia un Chevrolet Spark blanco, con placas YXD-037-A, en sentido de poniente a oriente, que se le impactó al Beat en su costado derecho.
Por el golpe, este último vehículo compacto giró 180 grados y volcó junto al camellón de la calle 19, donde quedó en sentido contrario a la circulación de norte a sur.
El pasajero que transportaba el Uber sufrió varios golpes, pero los paramédicos de la SSP que llegaron al lugar consideraron que no ameritaba su traslado al hospital.
Sin embargo, sus planes de llegar a la fiesta se echaron a perder y sus familiares llegaron por él para llevarlo de vuelta a casa.
Al sitio se presentaron agentes de la Policía Estatal, así como los ajustadores de los vehículos involucrados, que llegaron a un arreglo en cuanto a los daños ocasionados por el chofer del Uber.