Compartir

Dos ex militares, menores de edad, jóvenes y mujeres fueron detenidos en Tizimín por estafar a los ciudadanos de ese municipio.

Los dos retirados del Ejército Mexicano portaban armas de fuego, lo que motivó a una rápida intervención de la Policía Estatal.

El operativo y posterior captura se logró gracias al reporte de un ciudadano al número de la corporación municipal, que informó que en la calle 50 por 53 del centro de Tizimín había un grupo de personas estafando a los pobladores.

Varias unidades se trasladaron a la ubicación y, en efecto, encontraron un grupo de individuos vendiendo boletos.

Los agentes se acercaron a entrevistarse con algunos de los vendedores y éstos les respondieron con las mismas mentiras con las que engañaban a la gente.

Dijeron pertenecer a una empresa altruista llamada “Platinum Marketing”, que apoya a personas de la tercera edad, niños de escasos recursos, gente con discapacidad y otros tipos de grupos vulnerables.

La dinámica era ofrecer tickets del tipo “raspadito”, en los que al rayarlos aparece un monto a pagar por dicho pedazo de papel, con la promesa de que todo lo recaudado sería en beneficio de personas necesitadas.

Los oficiales tuvieron que investigar sólo un poco respecto al nombre de la compañía y averiguaron que ésta había sido denunciada por varias personas a nivel nacional.

Se verificó la zona y se encontraron dos vehículos en los que se trasladaban las once personas de todas las edades, géneros y oficios, incluso menores de edad y ex militares armados.

Nuevamente fueron cuestionados pero ahora se les preguntó dónde se encontraban su oficinas y los estafadores proporcionaron una dirección de la ciudad de Mérida.

Los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública se encargaron de solicitar la información a su central de mando y en cuestión de minutos se confirmó que dicha ubicación no existía.

Sin más cuestionamientos se procedió a detener a Sergio H. L., de 54 años de edad y a César A. R. T, de 46 años, ambos militares retirados del Ejército Mexicano y portando armas de fuego.

También detuvieron a tres jóvenes varones identificados como Narciso E. G. C., de 20 años de edad, Julio A. E. D de 22 años e Isaac A. O. P de 18 años.

La mayor de las mujeres era Sonia E. C. P., de 25 de edad, seguida de Valeria L. S. de 19 años y Katia P. C. V., de 18 años.

Con este grupo de gente había tres menores de edad participando.

Los hombres fueron llevados a los separos del Cuartel Morelos y de las mujeres no se logró averiguar más, aunque se presume que fueron llevadas a la cárcel de la capital yucateca.