Compartir

Una casa de empeños al surponiente de Mérida fue clausurada anoche por personal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).
Se trata del establecimiento “First Cash”, que se ubica en el fraccionamiento Villa Magna II de esta ciudad, frente a la Bodega Aurrerá de Juan Pablo II.
El establecimiento no cumple con los requisitos para operar, entre ellos el registro como casa de empeño, pues al no estar regulada los usuarios estarían desprotegidos al intentar recuperar sus bienes en alguna operación fraudulenta.
La caja fue inmovilizada por la Profeco desde hace varias semanas, pero el negocio siguió operando, hasta que ayer se le aplicó una clausura total por un término de 15 días.
El operativo de ejecución fue en cumplimiento a una Resolución administrativa.
Se informó que la medida precautoria obedeció a que el establecimiento no cuenta con el Registro Público de Casas de Empeño vigente y es algo que la Ley Federal de Protección al Consumidor lo considera grave, según señala en su artículo 128-Bis.