Compartir

Un hombre en estado de ebriedad encontró quemada su camioneta que dejó estacionado la noche del sábado en el municipio de Tizimín.

El incendio de un vehículo movilizó a los cuerpos de emergencias al centro del municipio, donde no encontraron al propietario pero sí una unidad que era consumida por el fuego.

Eran las 9:25 de la noche cuando policías municipales observaron sobre la calle 70 por 51-A y 51-B las llamas que salían de una camioneta Nissan, color blanco con matrícula YT-1689-A.

Los oficiales trataron de controlar el incendio en espera del Cuerpo de Bomberos, que cuando llegó acabó con el fuego e informó que, presuntamente, inició por una falla mecánica.

En visible estado de ebriedad se presentó el propietario de la camioneta, de nombre Oscar J. Och B, quien además de borracho estaba sorprendido.

Sin embargo cuando las autoridades notaron que no había peligro, y que evidentemente el hombre alcoholizado ya no iba a conducir, lo dejaron solo y se retiraron de la zona.