Compartir

 

Un ataque armado ocurrió esta mañana cerca de un jardín de niños en la colonia Benito Juárez de la ciudad de Progreso.

Sujetos a bordo de motocicletas abrieron fuego contra un predio ubicado en la calle 24 por 27 y 29, a menos de 100 metros del kínder “Enrique Rebsamen”.

En el lugar se hallaron 12 casquillos de arma calibre 9 mm., el mismo número de detonaciones que escucharon los vecinos y el personal docente de la escuela.

Las balas hicieron impacto en la fachada de la casa y una perra fue abatida a tiros por los delincuentes.

Los hechos ocurrieron a las 9 de la mañana en dicha colonia localizada al oriente del puerto.

Según el reporte, vecinos escucharon los disparos y, al salir, vieron que se retiraban desconocidos en motocicletas.

De inmediato dieron aviso a la Policía y en pocos minutos llegaron elementos a bordo de unidades de las corporaciones estatal y municipal.

El predio fue acordonado y se dio aviso a la Fiscalía General del Estado. Al sitio también llegaron elementos de la Policía Estatal de Investigación.

Se averiguó que el predio atacado pertenece a una mujer identificada como Magaly Frías Galaz.

Al parecer los sujetos armados buscaban a la pareja sentimental de aquella, un pescador de apellido Curi y apodado “El oso”.

Según versiones recabadas en el sitio, esta persona se dedica a la venta de diversas drogas.

Al no encontrarla, los pistoleros comenzaron a disparar contra la casa e hirieron a una perra llamada “Hannah”, que quedó tendida en el suelo con varios impactos.

La propietaria había salido unos 20 minutos antes de su casa cuando llegó el comando armado y presuntamente sólo estaba la mascota en el predio al momento del ataque.

En el sitio se encuentran las autoridades realizando las indagatorias y se confirmó el hallazgo de 12 casquillos percutidos de calibre 9 mm.

Ante la primera versión de que había personas heridas, al lugar llegó una ambulancia de la Secretaría de Seguridad Pública.

Sin embargo, sólo se halló a la perra que estaba afuera, aún con vida. La mascota fue trasladada a un veterinario del puerto. Horas más tarde se informó que murió.

Se sabe que “El oso” tiene varios ingresos a la cárcel. El año pasado fue detenido en esa misma calle por estar escandalizando ebrio y amenazar a los vecinos con arma de fuego.

También ha sido procesado por lesiones, pero el hecho de hoy encendió las alertas por la evidente pugna que ya sale de control entre los grupos delictivos que controlan la venta de drogas en Progreso.