Compartir

La falta de mantenimiento al alumbrado público de Mérida ocasiona que se estén cayendo los postes que sostienen las luminarias.
Hoy ocurrió el segundo desplome, en la avenida Aviación. El primero fue hace una semana sobre la avenida José Díaz Bolio, al norte de la ciudad, por el rumbo de “El centrito”.
En ambos casos los postes de las luminarias cedieron al viento porque se encuentran corroídos en su base y no han recibido mantenimiento.
El Ayuntamiento de Mérida ha cambiado las lámparas de la ciudad en diferentes ocasiones, pero no se ha prestado atención a sus sostenes.
En el percance de hoy el poste metálico cayó sobre un automóvil que circulaba sobre la avenida Aviación.
El guiador de un Toyota Corolla, con placas 49-HA-6J habilitado como taxi del aeropuerto, iba circulando sobre la avenida Aviación, en dirección de sur a norte.
Cuando estaba altura de la calle 100 vio, de pronto, cómo se le vino encima el poste de alumbrado público y le provocó daños al vehículo.

El aire del norte que entró a la Península de Yucatán este miércoles dejó al descubierto el grado de oxidación en la parte inferior de la columna metálica.
Al sitio llegaron los agentes policíacos para tomar conocimiento del hecho y la aseguradora para hacerse cargo de los daños al vehículo.
El martes 16 de este mes, en la calle 8 por avenida Díaz Bolio y calle 19 de la colonia San Antonio Cinta, otro poste de alumbrado público cedió a los vientos y cayó sobre la arteria.
En ese caso facilitó su desplome una lona que el Ayuntamiento de Mérida amarró al poste para informar de trabajos realizados en la zona.

La resistencia al viento de la lona desplegada al aire hizo que tirara la base metálica al estar completamente oxidada en su base.
Esa vez la avenida quedó bloqueada por un par de horas hasta que llegó personal del Ayuntamiento para retirar la infraestructura en mal estado.

Comments are closed.